En UAMI se adelantan procesos de calidad en salud
Universidad de Carabobo consolida esquemas de calidad de servicios

La atención prestada en los sistemas de salud ya no sólo puede hacer énfasis en la cobertura del servicio, es decir, la atención al paciente y la existencia de médicos y enfermeras; hoy en día el concepto de calidad contempla otros aspectos que rigen su eficiente desempeño, dentro de los cuales destaca la calidad de la atención ofertada y el establecimiento de métodos que satisfagan las expectativas del paciente y que a su vez hagan uso eficiente de los recursos, que son finitos.

En el marco de esta idea se desarrolla la investigación que adelanta en la Unidad de Atención Médica Integral de la Universidad de Carabobo (UAMI) la profesora Marianna Barrios, docente adscrita al Departamento de Métodos de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Facultad de Ingeniería de la UC.

Este trabajo de investigación, agrega la profesora Barrios, parte de la sinergia producida entre el Departamento de Métodos de la Escuela de Ingeniería Industrial de nuestra Facultad de Ingeniería y la preocupación constante del vicerrector administrativo, profesor Víctor Reyes Lanza y la directiva de UAMI, encabezada por el Dr. Carlos Villaverde, de mejorar de manera sistemática la calidad de atención al paciente y de nuestro esfuerzo de investigadores universitarios por ofrecer esquemas que propicien esa calidad de atención en los pacientes que en UAMI son los trabajadores universitarios y sus familiares.

UAMI es todo un desafío para la universidad, agrega la profesora Barrios, pues por primera vez se define un modelo de atención, que es la atención primaria en salud, que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) atiende el 80% de los eventos de salud, y por primera vez también se hace énfasis en la prevención de enfermedades a través de los tutoriales preventivos anuales. En la Universidad de Carabobo nunca se había visto, por ejemplo, que tuviéramos servicios de salud las 24 horas, fines de semana, feriados y vacaciones, y esto exige un tremendo esfuerzo cuya calidad debe quedar establecida por consensos y procedimientos diáfanos que ayuden a la fluidez en la resolución de eventos de salud.

Todo esto comporta un cambio importante de paradigmas en la manera de concebir el sector salud universitario, pues implica que el paciente tiene que comprender que la prevención y la promoción de la salud son elementos importantes en una vida saludable; por otro lado el modelo de atención primaria y el criterio de prevención y promoción exige que UAMi adecue esquema de calidad de atención que pasan por la caracterización del proceso de prestación de servicios de UAMI y el diseño de instrumentos para medir dicha calidad, que permitan evaluar, determinar y establecer, procedimientos fiables y válidos de calidad percibidos por los pacientes.

La idea es, por una parte, involucrar proactivamente a los participantes de la dinámica salud-enfermedad: pacientes y equipo de salud y apoyo: por la otra, medir la calidad de servicio prestada por UAMI mediante un sistema de gestión bajo el enfoque ISO 9001:2000, para instituciones sanitarias, legitimando la necesidad de un centro de salud para los universitarios que funcione en cumplimiento de sus cuatro objetivos cardinales: atender la demanda, mejorar sistemáticamente la calidad de servicio, integrar esfuerzos en materia de salud y racionalizar el gasto en salud que tiene la universidad.

Para todo esto estamos diseñando ese instrumento que nos permitirá mejorar la calidad de servicio y la aplicación del instrumento SERVQUALing desarrollado por Mejías (2005) que nos posibilite demostrar la importancia de la utilización de la ingeniería de calidad en la evaluación de un sistema de servicios de salud integrando los atributos de la Ingeniería Industrial a las restantes disciplinas científicas. Estaremos en capacidad de demostrar la calidad de los servicios de UAMI respecto a otros centros dispensadores de salud de la ciudad, hecho que afianza o desecha decisiones de la gerencia. Del mismo modo la universidad de Carabobo puede asesorar y coordinar procesos sanitarios basados en este instrumento de calidad de servicios.

Esta investigación que estoy adelantando, para optar a mi ascenso a la categoría de profesor agregado, aporta, además, un aval de conocimiento de UAMI para la solidez de su crecimiento, mediante la elaboración de manuales de procedimientos adaptados a su nueva visión y misión, al mismo tiempo que permite la evaluación operativa a partir del plan estratégico de UAMI.

Se trata de un esfuerzo motivado por la calidad, por cuanto un servicio de calidad es la satisfacción del paciente y es, en gran medida, la pertinencia social de la institución. Es, igualmente, la demostración de que la Universidad de Carabobo se esfuerza por mantener niveles elevados de calidad en sus servicios, y creo, como profesora universitaria y usuaria de UAMI que preservar la salud es fundamental en la existencia misma de la institución.

Fuente UAMI 2006