La presencia de cuerpos de seguridad del Estado, como Guardia Nacional y las policas regionales y municipales no duran ms de una semana, denunci el coordinador del movimiento estudiantil Ayham Alchouhuf
Vietnam, el nuevo trmino que asusta a los estudiantes de la UC.


Fue algo inédito. Disparos dentro del campus, pero no al aire, sino en contra de un estudiante. Sucedió la tarde del pasado viernes en la facultad de ingeniería de la Universidad de Carabobo (UC) en Bárbula. Un grupo de delincuentes ingresó a través de un hueco en la canal de aguas servidas. Al menos tres estudiantes fueron atracados; y cuando los delincuentes eran perseguidos por alumnos, abrieron fuego. No hubo heridos, pero el episodio desató la indignación colectiva.

El problema principal es una invasión en espacios aledaños al instituto de Malariología de la UC. El sector de casas improvisadas se llama “Vietnam”. El vicerrector administrativo, José Ángel Ferreira, asegura que delincuentes utilizan la zona como centro de operaciones para ingresar al campus. “Ese es el foco que ahora mismo nos está perjudicando bastante. Tanto a la facultad de ingeniería y de ciencias de la salud”. Se abren boquetes constantemente, saltan las paredes perimetrales, entran a la universidad, roban y se regresan a la invasión.

Ese mismo viernes hubo una enérgica protesta. Pero no hubo quien escuchara a los estudiantes. Por eso esperaron al lunes en la mañana. Luego de una asamblea decidieron dirigirse a la sede del rectorado de la UC, en la avenida bolívar de Valencia. Allí siguieron la protesta cansados de los robos dentro del campus. “Hubo conmoción en la facultad porque se llamó a la policía, y fue recibida con tiros, por lo que también respondieron los funcionarios y se presentó una situación de tensión muy grande. Tiros son tiros”, relató Ferreira.

El profesor lo reconoce. En lo que va de 2017 se han registrado al menos tres incidentes de robos y hurtos. Es un recrudecimiento importante, lamentó. Durante el año pasado, gracias a los dispositivos de seguridad, los índices delictivos disminuyeron hasta más de 90%. A través de un plan en el que participaron —de manera consensuada— órganos de seguridad del Estado como la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) la Policía de Carabobo y la de Naguanagua, la UC se lograron mejoras sustanciales.

Pero su presencia desaparece. Ayham Alchouhuf, coordinador del movimiento Dale 247, criticó que el dispositivo de seguridad dura, si acaso, una semana. A través de una fisura en la pared de “Vietnam” los delincuentes pasan y atracan a los estudiantes. “Es una tradición los robos los días jueves y viernes”. Y el responsable es el gobierno regional, dijo. “Estos puntos no son permanentes. Duran máximo una semana y no se consigue el objetivo que es resguardarnos. Le exigimos al gobernador Francisco Ameliach que esto no sea un pañito de agua caliente. Que no nos vean más la cara: queremos un sistema de seguridad funcional”.

Se necesitan condiciones mínimas, dijo Ariana Bastidas. La estudiante de ingeniería civil del quinto semestre rechazó la crisis que colma todos los aspectos de la vida universitaria. “Ya vamos a clases a estudiar con las uñas porque no hay insumos, ahora mucho menos podemos ir arriesgando nuestra vida”. Las evaluaciones y clases estarán suspendidas hasta el martes en la mañana, cuando se dé una reunión con funcionarios de seguridad del gobierno de Carabobo como Carlos Alcántara, secretario de seguridad ciudadana y Miguel Flores, enlace especial del propio despacho del gobernador.

 


Fecha publicación: 14.02.2017

Más info: https://www.el-carabobeno.com/vietnam-nuevo-termin...

Compartir:


Noticias - Universidad de Carabobo