A la comunidad universitaria, a la opinión pública

Universidad de Carabobo
A la comunidad universitaria, a la opinión pública

Como máxima autoridad de esta casa de estudios, y en relación al lamentable accidente del que fue víctima un grupo de estudiantes de nuestra casa de estudios el día viernes 29 del mes en curso, agradezco la inmediata notificación que se nos hiciera, en tiempo real, lo que permitió abocarnos rápidamente y tomar las acciones oportunas. Así mismo, agradezco el apoyo y la solidaridad manifestada por la comunidad en general, y en particular a Defensa Civil Carabobo, en la persona de su director Rafael David Loaiza, prestos siempre a contribuir en situaciones difíciles. Como universitarios, nos embarga un profundo pesar ante tan doloroso hecho, sentimiento que deseamos transmitir sin dejar de informar acerca de lo sucedido.

Hoy nuestra Universidad está afligida y desvelada porque ha recibido noticias que uno como madre, como padre, no quiere escuchar jamás. Trabajamos para que nuestros estudiantes, razón de ser de la universidad, avancen con éxito hacia la meta académica que se han trazado y no deseamos que ningún acontecimiento adverso trastoque su camino.

Lejos está la Universidad de atentar contra la seguridad y la tranquilidad, no solo de sus estudiantes, sino de todos los miembros de la comunidad universitaria, y para ello no escatimamos esfuerzos para lograr cada día un mejor presente para nuestra alma máter.

En este sentido, y en mi carácter de representante legal de la Universidad de Carabobo estoy en el deber categórico de ofrecer información precisa y veraz en relación con lo sucedido:

Los hechos: Siendo aproximadamente las 7:00 de la mañana, se nos informó a las autoridades universitarias acerca de un accidente de tránsito ocurrido en horas de la mañana a la altura de la avenida Paseo Cabriales, de Valencia, en el que estaba involucrada una unidad de transporte colectivo. Las primeras impresiones recibidas a través de los medios de comunicación masiva indicaban que presuntamente se trataba de un colectivo de la Universidad de Carabobo.

Medidas y acciones:

1.- Como es altísimo e incuestionable el compromiso de esta Universidad con sus estudiantes, esta autoridad, sin disponer de datos ciertos, en un escenario de angustia e incertidumbre, considerando que quienes estaban en los centros de salud públicos no eran solamente las víctimas en el accidente, que los recursos de los centros de salud pública pudieran ser insuficientes y en el deseo de garantizar tranquilidad y confianza a nuestros estudiantes y sus familiares, se decidió de manera inmediata trasladarlos a centros de salud privada a fin de ofrecerles una más rápida atención.

2.- Los estudiantes cuentan con un seguro médico, no obstante, inmediatamente se autorizó la cobertura total en aquellos casos que excedieran la póliza correspondiente. De manera que, si algún estudiante que resultó ileso presenta, en las próximas horas, alguna dolencia también será atendido bajo las condiciones de este seguro.

3.- Por ser de interés universitario la recuperación plena de los estudiantes víctimas en dicho accidente, a los fines de hacer seguimiento a esta situación y mantener informado a este despacho, hasta la recuperación final y satisfactoria de la salud de los estudiantes, se designó responsable a la profesora Sandra Rojas, directora de la Unidad de Atención Médica Integral de la Universidad de Carabobo (UAMI), teléfono: 0414-4156737, sirviendo asimismo de enlace entre los estudiantes víctimas del suceso y sus familiares. Así mismo, cada Facultad, por intermedio del respectivo despacho decanal, garantizará las acciones y canalizará las circunstancias que ameriten intervención del Consejo Universitario.

Respecto a los responsables del accidente:

1. La unidad colectiva involucrada en el accidente no pertenece a la flota de autobuses propiedad de la Universidad de Carabobo.

2. La unidad colectiva involucrada en el accidente NO está autorizada como flota de autobuses que presta servicio de transporte a la Universidad de Carabobo.

3. El conductor de la unidad colectiva involucrada en el accidente no es empleado de la Universidad de Carabobo.

La Universidad de Carabobo, consciente de la imperiosa necesidad que los estudiantes tienen del servicio de transporte, ha hecho las solicitudes pertinentes ante las autoridades competentes para reparar las unidades de transporte existentes, así como para adquirir nuevas unidades, en virtud de que nuestra flota es de muy vieja data.

Sin embargo, como todos sabemos, nuestra casa de estudios sufre la inclemencia de la rigidez presupuestaria, y desde 2009 no hay aumento de partidas para reparación de vehículos. Así mismo, el presupuesto para la adquisición de unidades nuevas fue centralizado en la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU). Esta Universidad se mantiene abierta gracias al altísimo compromiso humano de profesores, estudiantes, empleados y obreros.

Una vez más, incesantemente, nuestro alerta al Ministerio de Educación Superior, a la Ministra Yadira Córdoba, para que comprenda que en nuestra Universidad los estudiantes sí necesitan transporte, que el transporte universitario no es un gasto suntuario, es necesario que se envíen los recursos o las unidades de transporte necesarias para evitar este tipo de situaciones, infinitamente dolorosas.

Atendemos una población de más de 60.000 estudiantes quienes provienen de 5 estados del país, Carabobo, Aragua, Cojedes, Yaracuy y la costa de Falcón.

Sin embargo, nuestra flota tiene más de 30 años sin ser repuesta y los recursos para la reparación de las unidades se hacen insuficientes. Hemos hecho todo lo humanamente posible, pero, la Universidad, no tiene otra fuente de ingreso que la que autoriza el MPPEU a través del presupuesto nacional, y todos lo sabemos. La universidad es pública y gratuita, la universidad es una oportunidad para nuestros jóvenes que vienen de todos lados de este país.

La Universidad de Carabobo, no es responsable del lamentable accidente, pero asume el compromiso ético y humano de acompañar y apoyar a sus estudiantes y familiares en este momento desventurado.

Ante los hechos, actuamos inmediatamente y nos reponemos, superando una a una las titánicas dificultades que nos abaten por estos tiempos. No obstante, aún en esta circunstancia dolorosa, como cada día, sigue latiendo la humanidad, sigue intacta la solidaridad universitaria, la entrega y el compromiso de los ucistas.

El dolor y la impotencia crecen cuando se observa que no cesa el oportunismo y la desmesura de ataque hacia nuestra Universidad. Todos estos golpes nos vivifican, nos encumbran en nuestra convicción de no abandonar la lucha por una mejor sociedad. Nuestro llamado es de amor y solidaridad por nuestra Universidad que es la universidad de TODOS los venezolanos.

El llamado es a trabajar unidos, a buscar juntos las soluciones a los problemas que nos aquejan, a enfrentar las dificultades y seguir avanzando por una Universidad al servicio de la Nación.

Jessy Divo de Romero
Rectora


Fecha Fecha: 01.07.2012
   ::: Universidad de Carabobo